BlogsBuena ComidillaSorprendida por un japonés que no parece japonés

Eran las 12 pm cuando ingresé al restaurante Nau que estaba casi vacío. Las paredes blancas y las sillas amaderadas no me hacen sentir que estoy en un restaurante japonés. Tampoco hay elementos orientales ni proverbios o cuadros con caracteres japoneses y el nombre del restaurante: Nau tampoco me transporta al otro lado del mundo. Llegué al restaurante a probar el nuevo menú. Me encanta el sushi y lo preparo con frecuencia en mi casa,...
Yajaira Chung8 años ago18337 min
https://ekaenlinea.com/wp-content/uploads/2014/02/IMG_2064-1024x768.jpg

Eran las 12 pm cuando ingresé al restaurante Nau que estaba casi vacío. Las paredes blancas y las sillas amaderadas no me hacen sentir que estoy en un restaurante japonés. Tampoco hay elementos orientales ni proverbios o cuadros con caracteres japoneses y el nombre del restaurante: Nau tampoco me transporta al otro lado del mundo.

Llegué al restaurante a probar el nuevo menú. Me encanta el sushi y lo preparo con frecuencia en mi casa, así que tenía expectativas altas en cuanto a calidad y precio, más porque el restaurante está ubicado en el Hotel Real Intercontinental.

Mi primer sorpresa llegó cuando vi los precios del menú, entradas que van de los 3000 a los 6000 colones, rollos que van de los 4000 a los 8000 colones y combinaciones de sushi desde los 18000 colones. Nada mal para ser un restaurante en un hotel y muy competitivos con respecto a los precios que manejan otros restaurantes de comida japonesa como Matsuri, Ichiban, Yokohama, etc.

Mi segunda sorpresa fue ver el tamaño de las entradas, que por poco bien podrían entrar en la categoría de platos fuertes. En este restaurante comer entrada+plato fuerte+postre es retador, así como es retador encontrar espacio, pues en cuestión de 20 minutos estaban todas las mesas ocupadas.

Esto fue lo que comí:

Chirashi Sushi: una entrada que más parecía un plato fuerte con unas 3 variedades de sashimi (pescado crudo) sobre una cama de arroz de sushi ligeramente bañado con una salsa de soya con tonos dulces y semillas de ajonjolí. Precio 7.900 colones

IMG_2059

Ensalada de Omakase Maguro: con atún sellado con aceite de ajonjolí, aguacate, cebollín, algas y salsa ponzu (salsa de soya con limón). Puede ser consumido como plato fuerte pues la porción es grande. Precio 6.500

IMG_2061

Kilua Especial Roll: con camarón estilo tempura, queso crema picante y aguacate cubierto de aguacate y ensalada de alga fresca. Precio 6.000 colones

IMG_2064

Buri Especial Roll: con cola amarilla, masago, cebollín, salsa picante y cubierto de cola amarilla. Si le gusta el picante esta es una muy buena opción. Precio 6.000 colones

IMG_2063

Sorbete de Limón con frutos rojos: no recuerdo el nombre exacto de este postre pero sí recuerdo muy bien el sabor perfecto balance entre lo dulce, lo fresco y lo cítrico de este postre.

IMG_2068

En conclusión, este es otro restaurante que invita a quitarnos el mito de que los restaurantes en hoteles son inaccesibles. La comida es fresca y la relación tamaño-precio-sabor es buena, si quieren ir a comer comida japonesa en un ambiente diferente, esta es una buena opción.

Yajaira Chung

Periodista, MBA. Directora de Grandes Empresas y Revista EKA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EKA Consultores, 2021 © All Rights Reserved