Mamá trabajadora por 15 horas¿En qué invertir mi tiempo: trabajo o chiquitos?

Siempre es un contradicción: ¿Trabajar (en una empresa u organización se entiende) o dedicarse al 100% a cuidar de los hijos?. Claro, esto para las mujeres porque dudo yo que sean muchos los hombres que se hayan cuestionado alguna vez en la vida si valía la pena dedicarse tanto así a los hijos. Primero, me parece que, aparte pensamientos machistas o feministas, es algo natural o biológico, no se cómo decirlo, el que sea la...
Yajaira Chung9 años ago214746 min

Siempre es un contradicción: ¿Trabajar (en una empresa u organización se entiende) o dedicarse al 100% a cuidar de los hijos?.

Claro, esto para las mujeres porque dudo yo que sean muchos los hombres que se hayan cuestionado alguna vez en la vida si valía la pena dedicarse tanto así a los hijos.

Primero, me parece que, aparte pensamientos machistas o feministas, es algo natural o biológico, no se cómo decirlo, el que sea la madre la que se dedica más a los niños. Todas las hembras mamíferas (bueno creo que casi todas) son las encargadas de la crianza de las crías, además, vaya usted a decirme cómo le pedía yo a mi esposo que le diera alguna toma de leche materna a mis hijos. Incluso una vez oí que los niños segregan hasta los 13 años una hormona que hace que la madre sienta un estado de enamoramiento hacia la criatura (única explicación posible a la sonrisa en mi cara a las 2 am cuando les daba leche). Así que desde esta perspectiva, punto y pelota, a las mujeres nos toca criar a los hijos.

Pero la cosa no es tan simple, porque lo anterior tenía una lógica perfecta hace miles de años cuando las mujeres nos quedábamos en la caverna cuidando a la cría, sin preocuparnos por nuestra carrera profesional.

Por lo menos, en mi caso, que crecí con un hermano mayor, diría yo que casi no hubo diferencias. Mis padres invirtieron lo mismo en mi educación, pusieron el mismo empeño en hacernos personas “de provecho” y hasta ahí todo bien. Yo crecí sin sentir ni que era bueno ni malo ser mujer y sin grandes conflictos existenciales. Me gradué de la universidad, empecé a trabajar, tuve una boda lindísima y me sentía la reina del mundo. Al poco tiempo llegó mi hija y seguía sintiendo que mi lugar era un puesto directivo porque me la pasaba bomba y además me pagaban.
Con la llegada del nuevo bebé la cosa se empezó a complicar y complicar y complicar… y así podría seguir. (Nota: hijo mío si algún día lees esto, quiero que también quede claro que te adoro con locura).

Entonces, me viene la ETERNA pregunta: ¿estaré haciendo bien en dedicarle tanto tiempo al trabajo?. Pero es que si yo pienso en mis dos hijos -niño y niña- y que en 20 años uno estará trabajando y retando su intelecto todos los días y la otra dedicada exclusivamente a cambiar pañales, no se, me da algo.

Evidentemente una no trabaja porque sí, digo, para eso está la llamada “remuneración monetaria”, que en mayor o menor medida siempre ayuda. Y la verdad, pensar, analizar y enfrentarse a retos académicos y empresariales creo que es lo que evita que termine de obsesionarme al 100% con mis hijos y los vuelva locos. ¿Se imaginan el agobio de los pobres chiquitos si yo pudiera dedicarle más de mis fuerzas a su educación?, madre mía, yo una vez leí algo muy cierto que decía algo así: “tus hijos no merecen la carga de saberse la única razón de tu existencia”, que viene siendo como algo así: “get a life”.

Y en el otro lado de la balanza algo que es una verdad sin lugar donde esconderla, y es que la educación, el amor y el tiempo de los papás que recibe un ser humano en su infancia determinará en muchísimo que clase de persona será, entonces, ¿suena como una buena inversión verdad?

Yajaira Chung

Periodista, MBA. Directora de Grandes Empresas y Revista EKA

2 comments

  • Aneliese

    2012-08-17 at 22:02

    Me siento identificadísima con lo que escribiste…

    Las dudas no son solo biológicas sino sociales. La presión de la sociedad hipócrita y convenida que te dice «mala madre que no se dedica 100% a su hijo».

    Hipócirta porque las que te juzgan son generalmente las mujeres que están mortificadas con que vos que si podás mantenerte sola (entonces se lo toman como una ofensa personal) y los convenidos son los esposos que se casan con «encargadas de mantenimiento» en vez de esposas y no les sirve que su pareja se pueda mantener sola y que ya no le aguante los gritos o el plato estampado en la pared porque no le gustó la cena.

    Acaso cuando parí dejé de ser individuo para convertirme en un anexo de mi hijo?? No lo creo! Acaso mi hijo no es muchas veces mejor educadito que otros hijos de otras personas que estan 100% en la casa (en realidad= haciendo otras cosas -oficio, ver tele, etc…- mientras mandan al «guila» a jugar)?? No lo creo!

    Por supuesto que me encantaría tener la independencia económica de dedicarme por ejemplo a invertir y así poder pasar más tiempo con mi hijo, pero como no tengo esa independencia, yo prefiero saber que yo me costeo a mi y a mi hijo y no sentirme como una carga para alguien mas. Además de que es un empleo el que en realidad me va a ayudar llegar a esa independencia…

    Reply

  • Irene Alcántara

    2012-08-20 at 16:01

    Gracias por el comentario, en realidad es cierto, muchas veces las mujeres que no trabajan se sienten amenazadas por las que sí lo hacen. Y estar todo el tiempo en la casa no garantiza niños mejor educados, en realidad es una mezcla de muchas cosas que para cualquier madres es difícil de lograr.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EKA Consultores, 2021 © All Rights Reserved