El SalvadorNotas GlobalesSube el precio de insumos para alimentos de Ganado en El Salvador

La soja, el maíz amarillo y otros alimentos para el ganado están ahora más caros y los ganaderos tienen que hacer «de tripas, corazón», para poder asumir los costos. El alza en los insumos como la soja, el maíz amarillo, el afrecho de trigo y otros productos alimenticios para los hatos están poniendo en aprietos a los ganaderos y algunos derivados lácteos podrían encarecerse. A pesar de que la botella del blanco líquido no ha...
Yajaira Chung11 años ago433010 min

La soja, el maíz amarillo y otros alimentos para el ganado están ahora más caros y los ganaderos tienen que hacer «de tripas, corazón», para poder asumir los costos.

El alza en los insumos como la soja, el maíz amarillo, el afrecho de trigo y otros productos alimenticios para los hatos están poniendo en aprietos a los ganaderos y algunos derivados lácteos podrían encarecerse.

A pesar de que la botella del blanco líquido no ha experimentado ningún alza en lo que va del año, los ganaderos están preocupados, pues están asumiendo esos sobrecostos y volviéndose menos competitivos.

Balmore Mejía, un ganadero salvadoreño, dice que la soja, por ejemplo, ha incrementado más de un 100% en los últimos años.

El maíz amarillo, que se compra en México, está escaso debido a las heladas que afectaron toda la siembra en ese país.

El afrecho de trigo, al igual que el grano mismo, también se vende más caro a nivel internacional.

El alza en los precios de los combustibles, que encarece el transporte de estos productos también se suma a los gastos.

Los insumos del alimento para el ganado representan el 60% del costo de la producción, sostiene Héctor Martínez, director general de Ganadería del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

A eso tienen que sumar el pasto, pago de veterinarios y otros insumos que les dejan poco margen de ganancia.

Irónicamente, la leche y la carne, dos derivados del ganado, son los únicos alimentos que no han subido de precio en el mercado.

El último sondeo del MAG indica que la botella de leche cuesta entre $0.50 y $0.60.

La libra de carne se cotiza entre $2.50 y $3.25 dependiendo del corte y el tipo.

Mejía asegura que no pueden subirle el precio a la leche y carne, pues son las procesadoras de lácteos a quienes se la venden quienes fijan el precio de acuerdo a la demanda.

Daniel Aguilar, otro ganadero, dijo que «difícilmente podría incrementarse el precio de la botella de leche, pues hay mucha sobre oferta de otras leches que se importan, lo que no les permite aumentar el valor.

Según el ganadero, el queso, la crema y otros productos derivados de la leche sí han experimentado una alza en su precio.


POCO COMPETITIVOS

Mejía asegura que por ahora el sector se está manteniendo y aunque su producción no está decayendo, sí acepta que el negocio se está volviendo poco atractivo para aquellos que han tenido la intención de trabajar con ganado.

«Si nos comparamos con países que nosotros tenemos aranceles de importación y tenemos impuestos. Nuestros costos para poder producir es altísimo.

«Estamos buscando medios o proyectos para poder hacer del rubro un sector más rentable», aseguró Mejía.

Aguilar aseguró que lo que están haciendo es producir más forraje (pasto) y sembrando maíz por su cuenta para poder reducir los costos de producción.

La necesidad de volverse más competitivos los llevó ayer a constituir legalmente una sociedad cooperativa de ganaderos que aglutina a 37 asociaciones y cooperativas de todo el país.

La idea es poder importar, sin intermediarios, las materias primas que otras empresas les venden. «La idea de esta sociedad es poder obtener las materias primas a un costo más justo y que sea un paliativo para nuestros costos de producción», indicó Mejía.

También están pensando en comprar una planta procesadora de leche y reactivar los laboratorios situados en San Miguel, con lo que podrían incrementarse las inspecciones para otros lácteos adulterados con otros ingredientes que luego se venden en el mercado como puros.

VASO DE LECHE

El Gobierno lanzará el próximo lunes un plan piloto en cuatro departamentos con el que entregarán un vaso de leche a los niños de las escuelas públicas de ese sector.

Sin embargo, esto no es suficiente para los ganaderos.

Nelson Edgardo León, presidente de la Asociación cooperativa de ganaderos de la zona norte, explicó que su objetivo es que este programa se vuelva ley de la República y el vaso de leche se pueda entregar a nivel nacional.

«Nosotros tenemos la capacidad para producir más leche para todas las escuelas», manifestó el ganadero.

Con esto, su producción podría incrementar considerablemente y podrían recuperar un poco de todo lo que han estado perdiendo en los últimos años.

Aguilar pidió ayer al ministro de Agricultura y Ganadería, Guillermo López Suárez, que institucionalicen este programa e incentive una mayor producción y consumo de leche en el país.

Según datos del MAG, el sector ganadero genera más de 152 mil empleos directos y otros 760 mil empleos indirectos.

Este sector aporta el 12% del Producto Interno Bruto del país.

Sólo en 2010, la ganadería produjo 556.59 millones de litros de leche. Además se exportaron 2.05 kilogramos con un valor de $7.97 millones.

Este año, los ganaderos esperan superar estas cifras.

Yajaira Chung

Periodista, MBA. Directora de Grandes Empresas y Revista EKA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EKA Consultores, 2021 © All Rights Reserved