Colegios / EducaciónOrientación a padres en tiempos de Coronavirus

Aquí algunos lineamientos para colaborar mientras se atraviesa este difícil momento con niños y niñas pequeños Lic. Paz Abarca Psicóloga infantil juvenil del HIBA. Buenos Aires. Argentina @lic.paz.abarca Cómo Psicologa especialista en primera infancia, en reiteradas veces acompaño a familias con niños que la están pasando muy mal al estar encerrados, con ataques de ansiedad, angustias, miedos, ataques de ira, desregulaciones emocionales… Por eso, estoy brindando algunos recursos para poder contar, a la hora de...
Hugo Ulate4 meses ago7 min

Aquí algunos lineamientos para colaborar mientras se atraviesa este difícil momento con niños y niñas pequeños

Lic. Paz Abarca
Psicóloga infantil juvenil del HIBA. Buenos Aires. Argentina
@lic.paz.abarca

Cómo Psicologa especialista en primera infancia, en reiteradas veces acompaño a familias con niños que la están pasando muy mal al estar encerrados, con ataques de ansiedad, angustias, miedos, ataques de ira, desregulaciones emocionales… Por eso, estoy brindando algunos recursos para poder contar, a la hora de transitar, este momento de crisis.

Sugerencias

– Que la información que se vea y se lea, sea solo oficial

– Establecer rutinas y horarios con acuerdos intra familiares para mantener el orden y limpieza de la casa.

– Usar todos los ambientes de la casa, ir rotando para no agotar las posibilidades. Habilitar objetos que antes no se podía.

– Hacer lista de juegos de interés para todos.

– Dejar tiempo de ocio y aburrimiento, ya que despierta la imaginación innata de los chicos.

– Habilitar más tiempo a las pantallas siempre con la «presencia » adecuada de los padres, hasta 3 por día sería lo aconsejable.

– Hacer una hora por día de ejercicios, como yoga o fútbol afuera o adentro moviendo muebles si es necesario.

– Que el menú de las comidas sea creativo, participativo, placentero, colorido y sano para poder ayudar a que sea un momento de placer.

– Establecer una hora por día para estar cada padre a solas. Haciendo turnos.

– ¡Pongan música alta y si se animan bailen!

– Descargar a los niños la información relevante y en un lenguaje apto para su edad evolutiva.

– No exponerlos a las noticias aunque sea “de lejos”.

– A la hora de dormir, poder hablar con los niños sobre cómo se sintieron hoy, que emoción les atravesó durante el día, qué miedos y preguntas pueden tener con respecto al Coronavirus.

– Comprender que si el niño hace más berrinche de lo habitual, llora, están mas demandantes, necesita estar cerca de los padres, y es normal dado que ellos también viven el aislamiento como algo negativo. Ayudarlos a entender que son “súper héroes” que ayudan a salvar el mundo. Esto les da fuerzas para seguir permaneciendo dentro.

– Que los padres puedan tener un interés personal en la mente, que no sean los niños, la casa o el Coronavirus para distraerse un poco del mundo pandémico. Podría ser el trabajo, leer un libro, una serie, escuchar su cantante favorito, mandalas…

– Alejarse del celular por un rato, dejarlo en otro ambiente, de tal manera que cuando lo vuelvan a tomar pueda ser un medio para tomar contacto con lo social, así el aislamiento se siente menos amenazante.

– Si están autorizados a salir que se le pregunte al niño si así lo desea y respetar su decisión.

– Poder tener la oportunidad de hacer aquellas cosas que antes no tenían tiempo para hacer en familia, jugar juegos de mesa, armar una casa con maderas, hacer un programa de cine, inventar un diario de cuarentena, pintar un mueble, hacer una huerta, entre otras actividades.

Tomar la obligatoriedad de estar intramuro para poder retroalimentar el entramado vincular, para alojar lo diferente, lo disrruptivo, aquello que nos descoloca, como una oportunidad en el camino a esa de-construcción que necesitamos para crecer.

Vuelvan a armar una nueva trama, un compás diferente, armen sus propias recetas para estar en familia y ser una nueva familia, diferente a la de antes, sabiendo que inevitablemente no seremos los mismos sujetos cuando esto pase.

La sensación de ahogo, de encierro, de pérdida de la libertad puede traer angustias, trastornos de ansiedad y desesperación, sepan que hay profesionales que siempre los pueden ayudar. Pensemos que es nuestro granito de arena para ayudar y colaborar con la crisis mundial, sabemos que hay gente que arriesga su vida para ayudar y que esto es un hecho histórico que pasará, no sin dejar huellas en cada uno de nosotros.

 

Hugo Ulate

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: