Mamá trabajadora por 15 horasMi Facebook y Ipad ¿amigos o enemigos?

Para mí, hasta hace muy poco, no había nada más rico que acostar a los chiquitos y empezar mi “relajación electrónica”. Y en qué consiste esta supuesta relajación electrónica: dar un vistazo a mi facebook, leer mis blogs favoritos y meterme a páginas de chismes españoles. Definitivamente nada profundo y que fuera a requerir cualquier esfuerzo mental…mi días de buena lectura definitivamente habían pasado a la historia. Así me la pasaba hasta que llegaba mi...
Yajaira Chung9 años ago12965 min

Para mí, hasta hace muy poco, no había nada más rico que acostar a los chiquitos y empezar mi “relajación electrónica”. Y en qué consiste esta supuesta relajación electrónica: dar un vistazo a mi facebook, leer mis blogs favoritos y meterme a páginas de chismes españoles. Definitivamente nada profundo y que fuera a requerir cualquier esfuerzo mental…mi días de buena lectura definitivamente habían pasado a la historia.

Así me la pasaba hasta que llegaba mi esposo del trabajo y he de confesar que si llegaba antes de que terminara este interesantísimo viaje electrónico y ya tenía que parar, quedaba inquieta el resto de la noche y pensando en todo lo que había dejado de enterarme.

Hasta ahí todo más o menos bien, esa se había convertido en mi rutina digamos el último año y medio.

Pero no se ni cómo ni por qué, pero el otro día un pensamiento llegó a mí cual rayo iluminador: esto lo úncio que hacía era acelerarme y cada vez andaba más cansada mentalmente (y por lo tanto físicamente).

Es que si a cada minuto que tenemos “libre”, digamos cuando estamos esperando en una consulta médica, o antes de entrar a una reunión (o peor durante una reunión aburrida…) estamos viendo faceebook, correos o internet de verdad la mente nunca descansa.

Sí es cierto que todos estos apratejos como el Ipad aumentan la productividad de todos, y como no lo van a hacer si nunca estamos desconectados de la oficina y al alcance de nuestro dedillo a cualquier hora y dónde sea, podemos seguir trabajando y con mucha comodiad, para qué engañarnos.

El problema, como dije arriba, es cuando se tiene la mente funcionando sin descansar nunca. Porque me digan lo que me digan, coger una buena novela y sentarse a leer plácidamente tiene otro efecto. No se, debe ser que en internet estamos cambiando y cambiando de páginas e imágenes cada dos por tres y eso nos imprime como una gran velocidad que ataranta. Bueno, aclaro (con suspiro incluido…snif) esto a mí, seguro que para las llamadas generación “Y” y “Z” la cosa es distinta.

La tentación sigue estando ahí, pero llevo una semana de usar mis tiempos muertos o desocupados (esté donde esté) disfrutando del “dolce far niente”, que para mi es poner la mente en blanco o pensar sólo en cosas agradables. Y saben qué? me siento más relajada y como más calmada en general, se los recomiendo.

Yajaira Chung

Periodista, MBA. Directora de Grandes Empresas y Revista EKA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EKA Consultores, 2021 © All Rights Reserved