NicaraguaNotas GlobalesLa sucesión, el talón de Aquiles de las empresas familiares Nicaraguenses

Managua.- Experto señala que la mayoría de empresas muere en el cambio generacional De cada 100 empresas familiares que nacen, un 30 por ciento logra pasar a la segunda generación, y de ésas, apenas un 30 por ciento logra pasar a la tercera. Esto, a criterio del consultor internacional en gestión de empresas familiares, Santiago Antognolli, se debe principalmente a la mala gobernabilidad de parte del miembro fundador, a quien se le dificulta hacer la...
Yajaira Chung11 años ago11945 min

Managua.- Experto señala que la mayoría de empresas muere en el cambio generacional

De cada 100 empresas familiares que nacen, un 30 por ciento logra pasar a la segunda generación, y de ésas, apenas un 30 por ciento logra pasar a la tercera.

Esto, a criterio del consultor internacional en gestión de empresas familiares, Santiago Antognolli, se debe principalmente a la mala gobernabilidad de parte del miembro fundador, a quien se le dificulta hacer la sucesión o delegar tareas en los demás miembros de la familia y empresa.

El problema, afirma, es que en las empresas familiares se prioriza la armonía familiar ante la rentabilidad de la empresa, lo cual termina siendo contraproducente para el negocio.

“Las empresas familiares son muy parecidas, los problemas son los mismos, es la cultura latina de las familias las que generan el problema. Tiene que ver con la cultura latina, familia numerosa, mucha emoción en lo que se hace”, afirma el experto.

Explica que generalmente es al fundador, el emprendedor, al que se le dificulta dar el paso a empresario. Entonces, se atribuye más responsabilidades de las que debería, entorpeciendo el funcionamiento de la empresa.

“El empresario es el problema, si él quiere manejar todo, él mismo evita que la empresa crezca. Debe aprender a delegar, a darle objetivos y participación a la gente que trabaja con él”, expresa Antognolli.

PREPARAR LA SUCESIÓN

Este exceso de liderazgo en el miembro fundador, apunta Antognolli, impide que los hijos, la siguiente generación, sepan cómo manejar la empresa cuando éste no esté.

“Al no haber órgano de gobierno, al no programar la sucesión, cuando la sucesión pasa no saben quién va a dirigir, se empiezan a pelear entre todos”, explica.

Y afirma que la sucesión del líder de la empresa y el involucramiento de la nueva generación debe ser planeado, con preferencia diez años antes que ocurra.

Lo ideal, indica, es que el empresario no trabaje superando los 70 años.

TRABAJAR CON 100 EMPRESAS

El tema de la gobernabilidad en las empresas familiares fue abordado por Antognolli en una charla de capacitación a dueños de empresas familiares esta semana, como parte del proyecto Empresas Familiares que impulsa la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Leonardo Centeno Cafferena, coordinador del proyecto, explicó que éste tiene cuatro fases. La primera ha sido de sensibilización, que incluye preparar a los empresarios a través de foros, charlas, conferencias, en las 17 universidades que integran el programa.

Información tomada del diario La prensa de Nicaragua

Yajaira Chung

Periodista, MBA. Directora de Grandes Empresas y Revista EKA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EKA Consultores, 2021 © All Rights Reserved