El SalvadorNotas GlobalesDiscordia política por límites inquieta a sector pesquero en El Salvador

Los diputados pretenden reformar la Ley de Pesca para imponer límites a los barcos camaroneros y pescadores artesanales. Cámara de la Pesca cree que se está afectando a la industria y sus empleos Una propuesta para aplicar límites a la pesca mantiene preocupados a cientos de pescadores artesanales e industriales en toda la costa salvadoreña. A petición de dos federaciones de pescadores artesanales, (Fecoopaz y Facopades) el FMLN propuso en 2010 que se establezcan límites...
Yajaira Chung11 años ago124712 min

Los diputados pretenden reformar la Ley de Pesca para imponer límites a los barcos camaroneros y pescadores artesanales. Cámara de la Pesca cree que se está afectando a la industria y sus empleos

Una propuesta para aplicar límites a la pesca mantiene preocupados a cientos de pescadores artesanales e industriales en toda la costa salvadoreña.

A petición de dos federaciones de pescadores artesanales, (Fecoopaz y Facopades) el FMLN propuso en 2010 que se establezcan límites para pescar. La idea es que los pescadores no puedan realizar su trabajo en las cinco primeras millas para que así, se pueda mantener la biodiversidad de la zona costera y haya más camarones y peces para todos.

Pero otra parte de pescadores, aglutinados sobre todo en la Cámara Salvadoreña de la Pesca y la Acuicultura, temen que esta restricción les quite su única forma de vida y además, reduzca la producción, que en 2010 logró despuntar al punto de exportar.

Waldemar Arnecke, presidente de esta asociación, asegura que el camarón se encuentra, sobre todo en las tres primeras millas marinas. Ampliar la franja de pesca sería para ellos, la pérdida total de su trabajo, pues después de las cinco millas es difícil encontrar camarón, que es el más extraído de las costas.

Además, dice Arnecke, estaría en peligro el trabajo de 14 mil morrayeros, que se dedican a separar el camarón de otras especies marinas como el cangrejo y otros peces de menor tamaño que son arrastrados junto con la pesca del camarón.

También asegura que hay amenaza para más de cuatro mil comerciantes que viven de la venta de estas especies marinas. «Cerraría la industria de la pesca totalmente», dijo Arnecke.

CUIDAR LA BIODIVERSIDAD

Pero el diputado efemelenista Yohalmo Cabrera asegura que el objetivo de reformar esta ley no es eliminar la industria de la pesca, sino controlarla pues desde 2001 se puede pescar en cualquier zona y sin ninguna restricción.

Antes que se derogara la ley, había una restricción de pescar en las primeras tres millas marítimas, pero según Arnecke, la ley fue derogada por no contar con un sustento técnico y científico.

En su lugar, se establecieron vedas y áreas de reserva acuática para garantizar la biodiversidad. Según el presidente gremial, estas medidas fueron las que impulsaron al sector pesquero.

Para Cabrera, el que no exista actualmente un ordenamiento de la zona costera está provocando que los recursos naturales en las costas esté desprotegida.

«Ha habido una pesca indiscriminada», dijo el legislador.

Pero para Arnecke, el tema está politizado pues los legisladores le están dando voz y voto a asociaciones de pescadores artesanales que sólo representan el 3% del sector. Cabrera dice que son unos 30 mil pescadores artesanales los que han pedido las reformas a la ley.

«Aquí lo importante sería la protección del recurso, no la de un sector», manifestó Arnecke.

Según el presidente de la Cámara, más de 25 mil pescadores artesanales conviven con los barcos industriales en las costas sin que haya ningún problema.

De hecho, aseguró, muchos de los dueños de barcos, que ahora no sobrepasan los 30 autorizados, son pescadores que hasta hace unos tres años eran pescadores artesanales y que, con esfuerzo y sacrificio han logrado comprar un barco camaronero.

«El 80% de los dueños de barcos son nuevos. Es gente que ha embargado su casa y hecho sacrificios para superarse. Imagínese cómo está esta gente ahora con esta ley», indicó el representante gremial.

En la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático donde se discute la reforma, ya hay un consenso preliminar. El diputado de ARENA, Vicente Menjívar dijo que por el momento se ha decidido restringir una milla de reserva acuática en la que no puedan pescar ni barcos industriales ni pescadores artesanales.

Después de esa milla, se habilitarían las dos siguientes para la pesca artesanal y la pesca industrial podría pescar a partir de la tercera.

Alejandro Flores Bonilla, titular de la Dirección General de Desarrollo de la Pesca y Acuicultura (Cendepesca) presentará una propuesta técnica a la comisión de Medio Ambiente con la que los diputados puedan legislar de una mejor forma.

Los legisladores esperan obtener un dictamen hoy en la comisión de Medio Ambiente cuando se discuta la reforma a la ley.

YA ESTABAN EXPORTANDO

Después de una mala racha a nivel internacional, el sector camaronero volvió a exportar en 2010.

Según los datos del Banco Central de Reserva, el año pasado se exportaron $2.4 millones de camarón cuando en años anteriores no se había logrado exportar ni siquiera uno.

El crecimiento acumulado fue de 144.1% más que en 2009, lo que para Arnecke significó un impulso para el sector pesquero.

Pero al aprobar estas reformas a la ley, Arnecke considera que esta producción podría caerse de nuevo e incluso, eliminarse.

Ricardo Hernández, biólogo y ex director de Cendepesca, dijo al respecto que el Gobierno debe tener claro lo que quiere.

«¿Qué quiere? ¿Más pescado para la alimentación nacional? ¿Quiere que los pescadores tengan más ingresos y sean más rentables? Entonces ahí pone sus objetivos. ¿Quieren que la pesca industrial saque más producto para exportar? Debe trabajar para ese objetivo.

Sin embargo, el biólogo dice que si bien la veda de pesca en ciertas millas lograría aumentar la producción de especies marinas, lo cierto es que esto pudiera disminuir la producción. «La pesca en lugar de ir aumentando va disminuyendo», dijo el experto.

Según el biólogo, los manglares y los esteros, donde se producen el 90% de los peces que se pescan en la costa de El Salvador también están descuidados lo que está afectando al sector.

Hernández asegura que el país necesita implementar una política definida en la pesca y propiciar un equilibrio entre la protección de la biodiversidad marítima y la industria pesquera que podría aumentar la economía en estas zonas costera.

Yajaira Chung

Periodista, MBA. Directora de Grandes Empresas y Revista EKA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EKA Consultores, 2021 © All Rights Reserved